Diciembre en Venezuela: Navidad y Año Nuevo

Navidad y Año Nuevo Venezolano

No conozco a nadie, que no disfrute Diciembre (si eres un Grinch, te omitiré completamente). Pero sobre todo, no conozco ningún venezolano, que no goce este mes del año, o que al menos, no le genere algún sentimiento, ya sea de felicidad o de añoranza.

Y es que Diciembre en Venezuela se vive sin importar nada. De alguna manera, no dejan que la inestabilidad del país, les coarte la felicidad y ganas de compartir que se incrementa en esos días.

La felicidad y expectativas de este mes cargado de festejos, levanta la moral caída de los venezolanos incrementando su exaltada espontaneidad.

Yo se que es una lata/ladilla leer lo que sigue (les prometo que es cortito), es solo que necesito que sepan lo siguiente, para que puedan embeberse un poco más de este bello país, y para que valoren aún más su manera de vivir las fiestas.

Contexto del país (Prometo que es corto)

Sin duda, Diciembre es el mes de mayor consumo en el mundo. En algún momento, lo que era un festejo intimo en familia de una tradición religiosa, pasó a ser el caballito de batalla de las campañas comerciales. Pero bueno, eso es materia de otra entrada en un blog muy diferente a este. Simplemente lo menciono, porque antes de contar todo lo que vi y aprendí, me veo en la triste necesidad de contextualizar la realidad actual del país:

Cuando fui a Venezuela hace 4 meses atrás (Julio- Agosto): 1 dólar eran 1000 bolívares y su sueldo mínimo eran alrededor de 30 dolares**.

Ahora en diciembre: 1 dólar estaba entre los 3000-3500 bolívares (todos estos valores dependen de DolarToday) y su sueldo mínimo había bajado al rededor de 13 dolares**.

(Y las cosas estaban por lo menos dos veces más caras.)

**(Aproximaciones)

Aparte de eso, el billete venezolano de mayor valor era de 100 bolívares (Y cualquier cosa, incluido un chocolate pequeño o un chicle, te cuesta sobre los 800 bolívares).

Devuelvan los billetes de 100

Justo después de mi primer viaje a Venezuela, decidieron sacar billetes de un mayor valor, y hacer desaparecer el de 100 bolívares.

A los gobernantes venezolanos, se les ocurrió suprimir el billete de 100 bolívares en plena época navideña, y para esto se dio un un plazo de 72 horas, para que TODAS las personas de TODO el país, devolvieran al banco sus billetes de 100 bolívares, ya que estos después de ese plazo, dejarían de tener vigencia.

Lo anterior provocó graves atochamientos en las sucursales bancarias y un estrés colectivo que sumió al país en una incertidumbre sobre lo que ocurriría.

Obviamente, el plazo se fue extendiendo, pero todo lo explicado anteriormente provoco la falta de efectivo en el país.

(Por cierto, estamos a 18 de Enero, y recién están apareciendo los billetes nuevos y el plazo de los 100 bolívares se extendió hasta el 20 de febrero…)

El venezolano no se amarga, echa’ pa’ lante’ y vive Diciembre

Pese a todo esto que les conté, ¿Uds. creen que los venezolanos iban a permitir que la inestabilidad les aguara el mes que más esperan en el año?. Pues como puedes imaginarte, la respuesta es NO.

El venezolano, es una mezcla de tradiciones. La sociedad es muy pintoresca, porque se conformó de inmigrantes europeos de diversas partes y algunos venezolanos oriundos del país. Juntos desarrollaron esta cultura tan rica de detalles.

Diciembre en Venezuela, significa reuniones, familia y comida.

Antes este mes, para ellos era sinónimos de juntarse a beber y pasarlo bien todos los fines de semana e incluso entre semana, ahora es un sentimiento y las razones son más poderosas y cargadas de amor.

Debido a la situación actual del país, muchas personas han tenido que emigrar o están a punto de hacerlo.

La navidad y el año nuevo, tienen un significado que va más allá de lo comercial o lo religioso: significa verdaderamente, familia, amigos y hogar. Para aquellos que regresan a visitar su país y que no veían a los suyos hace muchos meses o incluso años, y para los próximos que se van, Diciembre es formar nuevos recuerdos y aprovechar el tiempo y las personas al máximo.

Las excusas para juntarse a beber de antes, ya no son realmente excusas, son múltiples celebraciones cargadas verdaderamente de amor, sentimiento y bienvenidas. Los amigos separados se reúnen nuevamente.

Tradiciones de la Navidad en Venezuela

La comida es parte importante de la cultura venezolana, y el maíz claramente no puede quedar exento de la celebración, por lo mismo a la dieta común de arepas, empanadas y cachapas, se suman las hallacas.

Una navidad no es una verdadera navidad sin una hallaca.

La Hallaca

La hallaca es una tortilla de maíz rellena con chancho (cochino), pasas, aceitunas, ciruelas y otras especies más, envuelto de hojas de plátano. Tiene una receta bastante común, pero todas saben diferentes. Algunas son más secas y otras más húmedas. Todo depende de la tradición que exista detrás de quienes la preparan.

Lo lindo de esta tradición culinaria, es que el proceso de preparación de una hallaca es de algunos días antes de comerla. Para producirlas, se junta la familia y los amigos a preparar este plato tan típico de la navidad, porque es bastante laboriosa su producción.

En noche buena, el plato típico venezolano son las hallacas que no se come sola (como por ejemplo nosotros comemos nuestras humitas con tomate), las hallacas son parte de un plato navideño, que además integra: Cochino, pan de jamón (Es un pan relleno valga la redundancia, de jamón, aceitunas y otras cosas) y ensalada de gallina (papas mayo con pollo y zanahorias).

Las Gaitas

Las reuniones, ya sea para preparar hallacas, o para festejar, son acompañadas de música, y así como el venezolano tiene su plato típico de Diciembre, también tiene un estilo de música que se escucha para navidad: Las gaitas. Estas rítmicas canciones salen de los balcones de los edificios e impregnan Caracas de alegría. Todos los venezolanos se saben las gaitas, y no pierden tiempo al cantarlas, en especial si están en grupo.

¡¡Cuando voy a Maracaibo, y empiezo a pasar el puente. Siento una emoción tan grande que se me nubla la mente. Siento un nudo en la garganta y el corazooooooón se me salta!!”

Una historia un tanto curiosa:

Los venezolanos tienen el sistema Europeo/ Estadounidense de trabajo y estudios, por lo tanto lo que es vacaciones de verano para nosotros, para ellos eso es en Junio/Julio/Agosto. Las semanas de navidad y año nuevo, son nuestras “vacaciones de invierno”, tiempo que aprovechan para ir a la playa, o salir fuera de la ciudad.

Como yo me quede con mi familia venezolana, seguí su ritmo de vacaciones, y fuimos a la casa de unos amigos de la familia en un lugar llamado Higuerote.

Venezuela país de contrastes

El lugar es precioso. Son casas y hoteles construidos sobre manglares, cuya forma de comunicación es movilizarse en lancha. ¿Porque cuento este detalle en una entrada que habla sobre la navidad y más adelante de año nuevo? Porque no puedo salir aún de mi asombro al recorrer esos canales.

Estar en esa lancha recorriendo todo eso, me hacía sentir que estaba en un país del primer mundo. Es impactante cuando has visto las poblaciones de los cerros caraqueños y de repente te encuentras con estas casi mansiones, sobre el agua. Me explicaron que lo más probable era que esas casas nuevas que se veían, la mayoría fuese de gente que aún tienen poder adquisitivo.

Las personas escogen este lugar, porque son aficionados a la pesca o porque simplemente el lugar es lindo y ¡ya!. Para mi es un paraíso para los aficionados a las fotografías de aves y paisajes espectaculares.

Malditos Zancudos

Hubo una cosa que no me gusto y se define en dos palabras: ZANCUDOS JUMANJI. Nunca antes había sentido que un zancudo insertara su lanceta en mi piel… estos eran tan enormes que lograba sentir todos sus movimientos, y de hecho, aún me quedan algunas costras y manchas de como me COMIERON.

Pese a mi batalla contra los chupa sangre, fue una navidad increíble en este bello lugar lleno de vida. Las familias que me acogieron en su casa son personas espectaculares que en ningún momento me hicieron sentir como una persona extra que se metía en su familia a molestar. El venezolano es dulce y dadivoso.

¡¡La mejor familia venezolana ever!!
Marcas que aún me van quedando de los zancudos.

El comercio no está muerto:

Diciembre

Regresando a el tema. ¿Si el país está en crisis, obviamente que no hay regalo, no?. Equivocado pensamiento. Al venezolano le importa su regalo de navidad, y de alguna manera se las arregla para comprar.

Los mall se encuentran adornados de punta a punta con arbolitos y guirnaldas brillantes. Los pasillos estaban llenos de gente con bolsas, que de una manera u otra logra sacar el dinero (o endeudarse). La inflación de más de un 300% ,la falta de dinero en efectivo y la caída constante del sistema de tajetas, no fueron un impedimento para consumir esta navidad. No te voy a mentir, hubo algo que me dio tristeza, muchas de las vitrinas de grandes tiendas como ZARA ,por ejemplo, se encontraban vacías, y eso era una llamada a recordar la situación del país.

Según lo que me contaban mis amigos, antes el consumismo venezolano era mucho mayor ( o sea, imagínate).

Para ayudar con el tema de los regalos, siempre es bienvenido el clásico juego del amigo secreto. En mi opinión, creo que supieron sacarle partido a su situación, porque extienden sus horas de compañía y alegría.

OJO: No estoy diciendo que todo el mundo puede acceder a esto, obviamente son aquellos que han podido mantener este estilo de vida gracias a que aún tienen un poco de poder adquisitivo. Las personas que viven en estos barrios que te comentaba antes seguramente tienen una navidad diferente.

Año Nuevo en Venezuela

Los días entre noche buena y año nuevo, pasan volando. El venezolano se prepara para aquello: Compran uvas para esperar las 12 campanadas, y fuegos artificiales para lanzar luego en las calles.

Después de los abrazos y felicidades pertinentes, las calles se llenan de luz y colores, las gaitas suenan con mucha más fuerza, mezclados con el reguetón y las personas salen a pasear con las maletas y a saludar a sus amigos y vecinos.

Al parecer, a diferencia de Chile, en Venezuela es legal comprar petardos y cosas similares, por lo tanto se ven luces que salen de los balcones y las esquinas de las calles (y yo como buena chilena me preguntaba: ¿Cuántos niños y adultos quemados habrán?¿Se incendiaran muchas cosas?… porque así somos los chilenos, nos falta relajarnos un poco y vivir más el momento).

La celebración dura hasta las 6 de la mañana o más, y en los corazones vuelve a aparecer una pizca de esperanza, solapada por el tradicional pensamiento: “En Venezuela las cosas no van a cambiar”.

Poco a poco comienza a amanecer y el ruido en las calles se empieza a bajar.

¡Esperando las 12!

La despedida

Sin darnos cuenta Diciembre se fué, y viene lo más doloroso. Las despedidas.

El camino a la Güaira (ciudad costera donde está el aeropuerto), se vuelve uno de los más transitados, y el ruido de maletas se empieza a sentir en las calles. Se ven los abrazos de despedida y las lágrimas en los ojos.

Diciembre
Esta foto es la tradicional que se toman los venezolanos que se van del país

El avión que tomé para llegar a Venezuela, lleno de pasajeros con el corazón a tope de felicidad, se va repleto nuevamente, pero con caras tristes y corazones adoloridos. Seguramente la próxima vez que las familias y amigos se vean, sea en un año más, en otro Diciembre. Y yo también me voy en ese avión, con las mismas esperanzas, de ojalá, una vez más, vivir con ellos las fiestas de este mes.

Dedicatoria

Estas palabras son para ti, amigo venezolano, para ti que emigraste o estas a punto de hacerlo: “No pierdas las esperanzas de que las cosas pueden cambiar. Ten fuerza, ten paciencia, mantén tu coraje. Para irte de tu país y empezar una nueva vida hay que ser valiente y lo que tu has superado o superarás será recompensado de alguna manera, así que si sientes que tienes que llorar, hazlo, pero después continúa, esa es la mejor manera de combatir la situación. ¡¡Ánimo!!, y espero sinceramente, haberte traído un poco de hogar con estas palabras”.

Un abrazo enorme.

Yae

Si te gustó, comparte para que otros como tú, lo puedan leer, AQUÍ te dejo mi experiencia de Julio/Agosto.

¿Quieres recibir un mail que te cuente de una nueva entrada?, pincha aquí!

Comentarios de Facebook

comments

2 comentarios en “Diciembre en Venezuela: Navidad y Año Nuevo

  1. No hay palabras, para expresar lo que he sentido al leer tus líneas, que clara y real has sido con tu descripción de lo vivido en tu visita a Venezuela, en diciembre, tu sutileza es notable y me ha encantado todo lo realizado con cada párrafo escrito

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: